Biblioteca BlowUp

El eco de los pasos

Hace rato que vengo pensando en además de publicar algunos de mis delirios fotográficos, también hacer pequeños homenajes o más bien dedicarles un tiempito a aquellxs fotógrafxs que de cierta manera me han inspirado con su obra y siento que me han ayudado a crecer, tengo esa necesidad de compartir eso que me conmueve.

En primera entrega, un pequeño texto extraído del libro de Alberto García-Alix, Moriremos Mirando (Biblioteca BlowUp de la Editorial La Fábrica). El título del libro lo dice todo, para quienes logran apasionarse y envolverse en las miradas, un libro muy lindo, sincero y con muchas imágenes (mentales) e historias. Este texto me ha gustado mucho, me ha dado a pensar qué es la fotografía sino la huella, el eco de nuestro paso por la vida.

Aclaro que la imagen la he puesto yo porque fue la primera fotografía de Alberto que se me vino a la cabeza cuando leí el texto.

EL ECO DE LOS PASOS

 

Alberto García-Alix, Autorretrato con mocasines, 1988

Y si para empezar te cuento que por mis <<culpas>> hasta aquí he llegado. Quizá pienses que no fui lejos, que me quejo, que abomino, que ladro…

Nada más lejos, los tiros van por otro lado.

Es mi soberbia, mi desidia, mi pereza y cierta fuerza de voluntad los que son mis pecados… ¡Premio! También hay otros inconfesables, pero por no exagerar, aquí ya no entran.

Como a la fuerza ahorcan, diré que esas culpas son también mis virtudes, pues pasito a pasito, con ellas, a conciencia y sin conciencia, me arrastran a ser como soy; son los zapatos con los que he tenido que dar los pasos necesarios para llegar hasta aquí entero. Sin ellos, como se dice vulgarmente en castellano, ná de ná; los derroteros hubieran sido otros. Quién me iba a decir a mí que gracias a mis pecados conseguiría sacar un mayor partido a mis ojos para ver y comprender con ellos. Porque lo que sitúo frente a mi cámara adquiere una fuerza tal que me exige violentamente un acto de comprensión. O tal vez quien se exige tal acto de comprensión soy yo mismo, como los volatineros, al redoble del tambor.

Estas fotos¹, reunidas aquí en una serie de imágenes viejas, nuevas, conocidas o desconocidas, aunque puedan tener las cualidades intrínsecas de la fotografía, están para mí llenas de recuerdos. Es mi vida la que pasito a pasito -si digo a la carrera, miento- me sale al camino y se aleja de mí como un eco. Pero, eso sí, con saña, con redobles, con… Dejémoslo; la procesión va por dentro: en esas fotos de habitaciones, mujeres, amigos y las calles de día, de noche, que me gritan a la cara mi vida y dejan un eco, sí, el eco de los pasos.

_____________________________________________________________

La doble abstracción. Bruselas: Centre Albert Broschette, 1995.
1. Alberto García-Alix hace referencia al catálogo donde se publicó el texto por vez primera.
Anuncios