Autor: disparocompulsivo

Si hay algo que me apasiona es esa capacidad mágica de pintar con la luz, esa obstinada presencia de un referente. Se podría decir que la fotografía es también un arma (una de las armas secretas de Cortázar). Es así que el disparo se da porque sabes que vas a matar, a atrapar un pequeño pedazo de tiempo -un instante. Creo nunca tuve el don de la palabra, hay muchas que aquellos inmortales que me acompañan con sus palabras muchas veces supieron expresar mejor que yo lo que a veces pienso o siento. He aquí mi desahogo! La cámara es aquella amiga con la que estoy creciendo y me ayuda a parir mis ideas (pequeñas locuras y muchas realidades), la fotografía es la que da rienda suelta a mis pulsiones, es el otro ojo que me ayuda a ser más observadora, a detenerme y poder ser feliz por un instante con las pequeñas cosas de este mundo, también son mi grito y mi bronca hecha imagen cuando no estoy conforme. "Jugando puedo vencer la angustia, aliviar las tensiones y derrotar la destrucción." -Igmar Bergman-

Paisaje del atardecer

_B7A0756

Agosto 2017

Floresta, Buenos Aires.

Anuncios

Luis y su pentax

luis y su pentax

Valle del Cocora, Región del Quindío

Abril 2017

Un poco de lluvia

dipticoanto

Antonia tomando un poco de lluvia.

Valle de Intag, Imbabura – Ecuador.

Marzo 2017

Los muchachos

velviac009

Diapositiva Velvia 50

Proceso cruzado

Verano 2016

Invierno de Buenos Aires

tripticoinvierno

Julio, Invierno 2017

Buenos Aires – Argentina

 

La foto de Belén

1

Ya ha pasado un año de ese día que no olvidaré jamás… recuerdo los árboles sin hojas de Chacarita. A pesar del frío un intenso sol entraba a raudales por las ventanas del estudio. Yo al teléfono repitiendo una y otra vez -cual mantra- que ella estaba bien, desoyendo a la voz del otro lado que me lo negaba.

El llanto mezclado con el frío de las baldosas.

La llamé decenas de veces con la misma respuesta: buzón de mensajes de voz.

La habitación estaba lista para recibirla ese fin de semana; no estábamos listxs para su ausencia. Todavía tengo en un florero las Buganvillas secas que recogió en su último verano, un frasquito de vidrio con arena de Playa del Carmen en mi escritorio y su mándala transparente se balancea suave todas las tardes con el viento en el pasillo.

Ese día sentí el miedo de verdad.

La extraño todos los días y recuerdo cada esquina que caminamos juntas, ella me presentó esta ciudad.

Esta fotografía fue tomada en el verano 2015-2016, no sabría decir con exactitud la fecha, solo sé que esa noche hacía mucho calor y salimos a caminar por el barrio, ese día ella recogió esas flores, yo había comprado unas plantas y compramos tierra para transplantarlas.

Pasaron muchos meses y yo ni recordaba haber hecho esta fotografía, en un ataque de ansiedad revelé todo lo que tenía en casa, color y blanco y negro.. ella como un fantasma insistente apareció en el primer fotograma y volvió como muchas veces a revolucionarme el corazón… es la última foto que le hice a Belén, mi hermana argentina.

Suculenta

_B7A0238

Díptico · Sedum pachyphyllum

1· Velvia 50, proceso cruzado

Diciembre 2016

2· 5D Mark IV, digital

Junio 2017

Solsticio de Invierno

_B7A0542

Buenos Aires, Junio 2017

Hurlingham, 2009

Hurlingham, 2009

Hurlingham
Kodak UltraMax 400
Otoño 2009

Flor de Quilpué

flor que quilpué

Flor de Quilpué.

Recolectada en noviembre/diciembre del 2015 – Región de Valparaíso.

Escaneada y editada en 2017.