El barrio, raíces

Siempre de un lado a otro pero nunca ha sido para ir más alto que Quito, es por eso que sé que acá el frío es diferente…

 

Retorno entre el sube y baja (*)

Las montañas me conmueven desde el avión, y se viene ese llanto de alegría-confusión, ¿quién entiende que se extrañe esa ciudad de invierno? Esa que todos los días te pervierte en el culebrón de calles oblicuas y te hace sudar entre el desconcierto y el cansancio de esas subidas… Floresta, San Roque, Guápulo, Vicentina, El Tejar!… calles vacías esas de la noche loca, y respira profundo antes de doblar cada esquina; le sorprende todo ese barroco a su regreso.

*microcuento, enero 2010, kt.

Anuncios

5 comentarios

  1. Las diferentes percepciones del frío en diferentes lugares tiene más que ver con la humedad relativa del aire y la velocidad del viente que con la altitud.

    Me gusta

    1. Claro, si lo vemos con las recetas meteorológicas la percepción del frío tiene que ver con esos factores que nombras.. aún así los 2 o 3 grados que puede tener Buenos Aires en invierno nunca se me entraron en los huesos como el frío de Quito a pesar de no rebajar los 6 o 7 grados. je
      saludos!

      Me gusta

  2. Parece que baila, sus brazos con manos en puño y desde la espalda, desesperado, sale un árbol, y aún más me parece que no es cualquier árbol sino uno del manglar (?)

    Me gusta

comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s